Julián Burgos ejemplo de superación

julian burgos

Julián siempre sonriente y positivo, abierto al dialogo, tal es así que tiene amigos en Mackenna y nos contó como fue ganar en el programa”La tribuna de Guido” por Canal 13, dialogamos en exclusivo por FM Centro.

Aquel niño que inició su vida musical en el coro de la iglesia, hoy transita con pasos firmes su camino como cantante profesional. Con 27 años y un montón de logros en la mochila, Julián Burgos ya lanzó su tercer álbum, de la mano de disquerías Edén. Después de Joyas Prestadas (2011) y Desafíos (2014), Morir de Amor es el preludio de un éxito asegurado.

Contenido y querido por todos los que lo rodean en su vida profesional, Julián le adjudica mucho de su éxito al equipo de trabajo que lo acompaña. Su representante, María Rosa Cardoso, es mucho más que eso. “Juli es el hijo varón que me faltaba, aunque me hace renegar más que las de sangre”, comenta entre risas. Ambos empezaron al mismo tiempo su camino en el mundo de la música, cada uno desde su área. Juntos han recogido aciertos y desaciertos, aprendiendo de los errores y disfrutando las victorias.

 

Hablando mezcladito, Julián contó que si no se hubiera dedicado a la música, habría sido diseñador industrial: “Hice la carrera hasta tercer año. Entré con la idea de aprender a diseñar utensilios que le sirvan a las personas que tienen un solo brazo, como yo. No me entra en la cabeza cómo puede ser que no exista un abrelata que funcione con una sola mano. Entré con ese objetivo, pero no pensando sólo en las personas discapacitadas, sino en que si vos lo podes hacer con una sola mano, para qué usar las dos. Pero bueno, pasó lo del Soñando por Cantar (certamen del que fue finalista en la edición 2012) y elegí el camino de la música”, recordó.
Convencido de que no se puede saber hacia dónde vas si olvidás de dónde venís, Julián es muy localista y defiende con orgullo a su pueblo natal: Las Peñas. “Toda la gente de mi pueblo me protegió y estuvo cuidándome desde el comienzo. Lo que dicen de que nadie es profeta en su tierra, no aplica conmigo. Es una alegría para mí cada vez que puedo volver. Vaya a la casa que vaya, me reciben de la mejor manera. Me encanta que el público sepa de dónde soy porque Las Peñas es un pueblo hermoso y la gente que vive allí, aún más. No es mi pueblo, es mi familia. Y uno no puede olvidarse de su familia”, cerró.
Julián Burgos es la prueba fehaciente de que cuando uno anhela con el corazón, los sueños se cumplen. Su historia de vida se reduce a una sola palabra: superación. “No me valoren por lo que me falta, sino mejor por lo que puedo darles”, dijo en una de sus primeras apariciones en la televisión. Desde ese momento dejó de manifiesto su entrega para con sus seguidores y se convirtió en un ejemplo de vida para muchos. Julián ha sabido ganarse un lugar en el corazón de su público, que lo sigue no sólo por su talento, sino por su carisma y humildad. Con cantar bien no alcanza. Él tiene ese “algo más”, que lo convierte en un artista con todas las letras y le allana el camino para seguir recogiendo éxitos

0351-157516850 para contrataciones de Julián, su manager Sra. María Rosa Cardoso




No hay comentarios

Añadir más